El aspecto emocional al que acuden las redes sociales en internet

E

Las redes sociales han revolucionado el contexto mundial durante las últimas décadas a todos los niveles: profesional, cultural, social, económico. Y de entre todos ellos conviene destacar uno en concreto: el psicológico. Desde luego, sabemos que las redes sociales en internet tienen un impacto psicológico y emocional en las personas. Entones, ¿Qué ofrecen las redes sociales para encajar tan bien y haber ganado tantos adeptos?

Las claves del éxito de las redes sociales en internet:

Las redes sociales se basan en principios emocionales básicos del ser humano. La denominada “dictadura del like” hace referencia a la recompensa que se produce en nuestro cerebro con carácter inmediato cuando alguien le da a “like” en una de las fotos que posteamos, por ejemplo. Esa satisfacción es muy adictiva precisamente por su sencillez, y se basa en una de las necesidades más primitivas del ser humano: la del reconocimiento identitario positivo, o lo que es lo mismo: gustar y destacar por encima de los demás.

Los diseñadores y arquitectos de las redes sociales son conocedores de la efectividad de esta herramienta para captar y mantener usuarios, por eso prácticamente en casi todas las redes sociales, de una u otra manera, existe la posibilidad de que nuestros semejantes nos puedan mostrar su admiración.

El lado peligroso de las redes sociales

Aunque nos cueste aceptarlo, la envidia y la alegría por el mal ajeno son sentimientos inherentes al ser humano y presentes en nuestro adn. La envidia es un factor importante en la evolución. Se trata de un mecanismo que nos permite observar a los demás y replantearnos nuestro desempeño en determinadas facetas comparado con el suyo. Cuando la comparación es negativa para nosotros, podemos sacarle una utilidad a esta situación, y forzarnos a mejorar y trabajar en algo para alcanzar los objetivos que nos gustaría. Es lo que podríamos denominar envidia sana y nos ayuda a ser más felices a largo plazo.

No obstante, hay un camino engañoso que parece más fácil y corto a priori, pero que solo ahonda en nuestro sentimiento de vacío. Se trata de proyectar una imagen irreal propia para compensar nuestra envidia, intentando superar a los sujetos de comparación y trasladándoles, por tanto, la envidia a los demás. Las redes sociales son ideales para mandar una imagen nuestra manipulada, sesgada, e interesada a los objetivos que nosotros queramos y seleccionemos. Su superficialidad y facilidad son un lobo con piel de cordero para nosotros. Nos resulta más fácil que los mecanismos de la envidia sana, pero es una ilusión y no ataja nuestro problema de raíz. Nuestra inseguridad seguirá estando presente y no seremos capaces de hacer desaparecer los sentimientos de insatisfacción. No podemos engañarnos a nosotros mismos.

Muchos psicólogos y sociólogos destacan que en la sociedad actual donde todo es tan cambiante y convicciones profundas del pasado se han evaporado, las redes sociales proporcionan sociabilidad inmediata. Zygmunt Bauman, un escéptico confeso de las redes sociales en internet, hablaba de la “modernidad líquida” para referirse a una sociedad actual donde predomina la flexibilidad, el desapego y la constante adaptabilidad a nuevos conceptos, ideologías, estilos de vida. Así, el consumo constante y la superficialidad, según el famoso sociólogo polaco son dos constantes de nuestra etapa actual. Las redes sociales en internet concuerdan precisamente con estas características de la sociedad hoy en día.

Con esto no se concluye necesariamente que las redes sociales sean negativas. Pero si es importante una educación para su uso correcto y enriquecedor en vez de autodestructivo. Conviene una formación de personalidad y cultural sólida para el individuo, y poder manejar así las redes sociales en su propio beneficio y no de una manera insana que genere dependencia, frustración o inseguridad.

Por otro lado, las bajas en las redes sociales son también una buena solución para alguna gente. Muchas personas identifican una adicción o simplemente creen que las redes sociales les producen más malestar que satisfacción. Por ello, algunos se decantan por dejar la red social más conocida, Facebook, y dado que parece no ser tan intuitivo salirse de la red social reina, este post de 1and1 explica como eliminar la cuenta, en unos pocos pasos. Otro de los motivos que ha impulsado una ola de bajas en su momento en la famosa red social de Mark Zuckerberg, fue la famosa filtración de datos, que destapó un grave problema de seguridad. Todo esto son riesgos que están presentes y que debemos asumir si queremos estar en las redes sociales.

Tanto a nivel particular como empresarial, sin embargo, el uso de las redes sociales puede reportarnos múltiples ventajas también. Un uso acertado puede abrirnos muchas puertas profesionales y de ocio por ejemplo. Como se suele decir, la clave es “controlar las redes sociales y que no te controlen ellas a ti”.

Sobre el autor del artículo

Carlos
Carlos

Mi verdadera pasión es la de divulgar mi estilo de vida y los hábitos que han provocado una mejora en mi vida aumentando mi forma de afrontar las cosas. Espero aportarte información de interés.

Añade un comentario nuevo