Facebook, Whatsapp y Google están encontrando mucha oposición en la Unión Europea respecto a la privacidad de los usuarios. Las empresas suelen pedir unas condiciones que casi nadie lee, siempre pulsamos ‘Aceptar’ con tal de terminar antes. Usan los datos personales de los usuarios (y los comparten con otras empresas) con el fin de adaptar mejor sus estrategias comerciales. Al ser gigantes empresariales que actúan a nivel internacional, se encuentran que sus ideas no casan con las de muchos países. Sobre todo en Europa se encuentran mucha resistencia; aquello que les funciona en E.E.U.U. no funciona en la Unión Europea. La razón: aquí tenemos unas leyes más estrictas respecto a la privacidad, por ejemplo. Concretamente, Alemania, está resultando ser una firme defensora de la privacidad de las personas.

Google Maps & Whatsapp

Hace unos años, Google Maps tuvo que eliminar las imágenes de algunas ciudades de Alemania. Éstas denunciaron a Google por incluir las fotos de sus casas y calles en Internet  (Google Maps); vulnerando así la privacidad de los habitantes. Si te encuentras alguna zona de Alemania en Google Mapas sin ‘Street View’, que no te sorprenda. Por otra parte, a finales de Enero de 2017, Whatsapp se encontró con una demanda por compartir los datos de sus usuarios con Facebook. La Organización de Consumidores de Alemania interpuso esta demanda alegando que Whatsapp compartía los números de teléfono con otra empresa, Facebook. A algunos les sorprenderá porque Facebook compró Whatsapp en 2014. Aunque toda la información se quede “en casa”, a nivel administrativo son dos empresas diferentes. Cada una con una denominación social diferente.

Está bien que nuevas decisiones encuentren algo de resistencia. De esta manera se evalúa si realmente cumplen con las ideas de la sociedad. Y lo que no, se modifica; muchas cosas evolucionan y mejoran por “ensayo y error”. Otra lección importante es que debemos estar alerta con las condiciones que aceptamos. Sobre todo por la privacidad, en un mundo en el que cada vez adquiere más importancia. Nos estamos dando cuenta de cómo las empresas están explotando algo que dábamos por  sentado: la privacidad individual. Además, seguro que a muy pocos os agradan la cantidad desesperante de anuncios que hay.

Cierto es que el análisis de nuestros datos tiene sus ventajas; por ejemplo, personalizando y adaptando los anuncios a nuestro perfil e incluso nos pueden descubrir cosas nuevas que faciliten nuestra vida. Pero en un mundo en el que el “hackeo” de la información está cada vez más a la orden del día, no nos expongamos a ello de manera tan gratuita e inconsciente.

¿Te ha gustado el artículo?

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter semanal. No te molestaremos con correos electrónicos no deseados ni venderemos tus datos a nadie.



You have Successfully Subscribed!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *