Altavoces Inteligentes. Nuevo reto para la seguridad de la información.

A

Consolidados en EEUU y algunos países de Latinoamérica, han comenzado el asalto a la Unión Europea primeramente en Francía y Alemania. Para finales de 2018 probablemente ya estarán en toda la Unión.

De la mano de los tres gigantes de Internet; Amazon, Google y Apple tenemos tres dispositivos que funcionan con las inteligencias artificiales de dichas compañías: Alexa, Assistant y Siri al servicio del usuario para realizar cosas tan básicas como buscar en la red y otras más complejas como encender un sistema de luces inteligentes.

Funcionamiento

Potenciado por IA que además irá aprendiendo de nuestros hábitos, cada actualización que salga está pensada para mejorar el producto, pues las compañías ya cuentan con un buen surtido de apps de servicios. Totalmente compatible con el Internet of Things, tendremos la posibilidad de pedir a nuestros asistentes que reproduzcan nuestra música preferida, informarnos sobre la previsión meteorológica para nuestra zona, tráfico de las carreteras, restaurantes cercanos. Interactuar con el sistema es casi máximo pudiendo apoyarnos en las miles de aplicaciones que ya colaboran con los dispositivos para no ser las últimas en subirse al carro. La configuración de los altavoces se realiza por medio de una aplicación mayormente, siendo en algunos casos también configurable desde la página web del producto. No es ningún problema ponerlo a punto, puesto que las marcas han optimizado una puesta en marcha y funcionamiento rápido de los dispositivos.

Precios

Desde los 50 euros para los altavoces más básicos que cuentan con menor prestación y calidad de sonido, hasta alrededor de 389 que se estima que cueste el más caro a su lanzamiento en la UE. Las versiones de salida, no cubrirán un margen tan grande de micrófono, estando quizás más orientadas a una habitación pequeña donde no llegue nuestro dispositivo principal. A todo lo anterior hay que sumarle la posibilidad de utilizar accesorios en los aparatos.

Nuevo Vector de Ataque

Como no podía ser de otra manera, un dispositivo más en casa significa un nuevo vector de ataque. Cobra importancia una vez más la privacidad y actualizaciones ofrecida por los fabricantes para mitigar las brechas de seguridad que puedan producirse. Será más delicado que nunca ya que no olvidemos que se trata de altavoces conectados a nuestros gadgets, teniendo un micrófono a la escucha en nuestro domicilio.

Hemos podido comprobar que las opciones para inhibir los speakers tanto de la escucha como de la conexión a Internet son perfectamente intuitivas, no obstante y como bien saben nuestros lectores, la seguridad total en el mundo de la informática es inexistente. Desde Rincón de la Tecnología queremos prevenir a los usuarios de que cualquier aparato “conectado” puede recolectar y extender información en cualquier momento. Es recomendable seguir las pautas mínimas de seguridad con nuestro altavoz inteligente, para evitar que éste se convierta en un elemento susceptible de ciberataques por no aplicar el sentido común. La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) publicó el año pasado una serie de consejos sobre el IoT, que aquí os adjuntamos por considerarlos importantes en este caso que nos ocupa.

Como ya hacen los asistentes de los Smartphones, los altavoces al ser activados con la orden verbal por el usuario, enviarán dichos audios a servidores similares a los de la imagen que poseen estos gigantes de Internet. Esa información es accesible y borrable desde las apps y páginas web de los fabricantes. Con El GPDR (Reglamento general de protección de datos de la UE, por sus siglas en inglés) tendrán que informarnos además sin ningún género de dudas del tratamiento de la información y si damos permiso para que sean cedidos a terceros.

La futura forma de interactuar con la inteligencia artificial

Como toda nueva tecnología que llega, los altavoces inteligentes están siendo una revolución en los hogares. Al igual que se ha generalizado tapar la cámara web del ordenador portátil, no tendría ningún sentido dejar un dispositivo inteligente con micrófono sin la debida atención que un aparato de estas características debe tener. Esta claro que las formas de interactuar con Internet van a cambiar exponiéndonos cada vez más, debido a lo rápido que avanza la tecnología. Lo anterior no es un argumento para que el usuario pierda la oportunidad de formarse en el uso y seguridad de sus gadgets. Existe la posibilidad de ejercer un control importante de nuestra privacidad.

Como siempre saludos, y desearos un uso seguro de las tecnologías ;)

Sobre el autor del artículo

Raúl Delgado
Raúl Delgado

#Citizen 2.0
#Compartiendo mi pasión por las TIC ;)

Añade un comentario nuevo