Google ha lanzado una herramienta que permite que las aplicaciones de Android puedan ejecutarse en cualquier ordenador con Chrome, el navegador de Internet propio de Google.

Llamado Arc Welder, la herramienta actúa como un emulador para aplicaciones Android,  que permite que se puedan ejecutar en ordenadores con los sistemas operativos Windows, OSX y Linux.

Este software expande los sitios y posibilidades donde las aplicaciones de Android se pueden ejecutar, y podría hacer más fácil a los desarrolladores hacer funcionar la pieza de código de una aplicación en distintas máquinas.

Aunque un desarrollador dijo que era mejor escribir aplicaciones que se ejecutasen nativamente, antes que necesitar otro software aparte.

Código nativo

Arc -el entorno de ejecución de aplicaciones para Chrome- fue por primera vez lanzado a finales de 2014, como una forma de que las aplicaciones de Android se pudiesen ejecutar en ordenadores usando el sistema operativo propio de Google, Google Chrome. Este sistema operativo es usado en muchos netbooks y otras pequeñas máquinas hechas por Google, además de algunos de sus partners de hardware.

Ahora, Google ha producido una nueva herramienta, llamada Arc Welder, que convierte las aplicaciones de Android en versiones que pueden ser usadas con Google Chrome, y no solo con su sistema operativo. Welder, también ha añadido soporte para muchos servicios de Google Play para que las aplicaciones convertidas no pierdan acceso a sistemas de pago, mapas y otras funciones añadidas.

En su documentación para desarrolladores, Google dijo que la tecnología usada por Arc Welder para convertir las apps debería ejecutarlas casi tan rápido como en un teléfono o tablet.

Con Arc Welder de Google, está apareciendo una forma de ayudar a los desarrolladores a conseguir hacer funcionar correctamente sus creaciones en tantas máquinas como sea posible, pero un desarrollador no estaba seguro de que pudiese cumplir su cometido.

play-store

“La mejor forma de hacer aplicaciones hasta ahora es hacerlas nativamente usando las herramientas que ellos nos dan”, dice Sam Furr, director y co-fundador del estudio de desarrollo Los Desarrolladores de Apps

Asegura que moverse de esos ampliamente conocidos sistemas de desarrollo puede significar perder algunos comportamientos, como combinaciones táctiles, que la gente esperaría de una App. Él, también se pregunta si una App convertida, ejecutándose sobre un navegador en un sistema operativo distinto, sería tan rápida como una desarrollada nativamente.

Ejecutar una aplicación de Android en un sistema operativo de escritorio haría inevitable perder algunas funciones, aseguraba, puesto que los grandes ordenadores carecen de algunos extras, como acelerómetros y GPS, que ahora son usuales en smartphones.

Furr aseguró que la capacidad de alcanzar montones de distintos sistemas operativos con una sola App era potencialmente atractivo.

“Cuando programas una App, quieres que el mayor número de gente posible la use, pero tienes que preguntarte a ti mismo cuánto tiempo te llevaría programarla para todas las plataformas”, dijo Furr.

“No hay falta de marcos multi-plataforma, y algunos de ellos son muy buenos”, asegura, “pero en nuestra experiencia, no consigues el mismo resultado que si lo programases nativamente.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *