Bicicletas en el siglo XXI

B

Que duda cabe que la bicicleta es uno de los vehículos más usados en el mundo, se calcula que aquí en Europa el 60% de los habitantes de media tiene una, y uno de los más ecológicos, si no el que más.

Pero su evolución ha sido muy lenta, desde que se inventó el primer modelo con pedales en 1839 poco ha cambiado en ella quitando forma y materiales de construcción.

Ahora empiezan a salir productos y gadgets que intentan que este medio de transporte esté más adaptado al siglo actual, incorporando medidas de seguridad y navegación que ya llevaban otros vehículos pero no se habían incluido en la bicicleta.

Navegación y seguridad

Uno de los inventos más influyentes de este siglo en la conducción de vehículos ha sido el GPS, siendo su popularización un gran avance en estos, tanto que ya se incluyen de serie en coches y algunas motos.

Poco a poco se empiezan a adaptar modelos al manejo de la bici. Hoy en día, y con el soporte adecuado, podemos colocar uno de estos en cualquier manillar haciendo que nuestro viaje o desplazamiento sea más efectivo y seguro. Aunque pocos modelos estaban pensados especialmente para la bicicleta.

Esta semana Acer a presentado el Xplova X5, un pequeño dispositivo para todos los amantes del pedaleo. Este consiste en un ordenador de a bordo que se acopla al manillar y va mostrando desde la ruta a seguir gracias a su sistema GPS hasta distintos parámetros de esfuerzo realizado (cadencia, altitud, velocidad, ritmo cardíaco…) gracias a que su conexión bluetooth le permite conectarse a casi cualquier sensor existente en el mercado. Además todos estos datos se pueden descargar en tu Smartphone o en la plataforma creada por la compañía. Tambíen incorpora una cámara para grabar nuestra actividad.

xplovax5

Otro dispositivo interesante es el SmartHalo, otro dispositivo que se incorpora en el manillar y de una manera más sencilla con su juego de luces te indica la ruta a seguir o si está sincronizado con tu Smartphone, avisarte de que te han llegado notificaciones como llamadas o SMS. También incorpora un sistema antirrobo, si detecta que se esta realizando movimientos repetidamente sin que note que el Smartphone del dueño está cerca activará unas señales sonoras y luminosas.

Motores y bicicletas eléctricas

Desde hace unos años se están popularizando las bicicletas eléctricas. Estas incorporan un pequeño motor que permite una ayuda en el pedaleo cuando la ruta es dura o queremos darnos un descanso en nuestra ruta. La gran mayoría están formados por una batería recargable en cualquier enchufe y mediante carga por nuestro pedaleo.

bicicleta electric

 

También se pueden adquirir motores sueltos que podemos acoplar a cualquier bicicleta para convertirla en un vehículo eléctrico. Un buen ejemplo es Rubbee, un gadget que podemos montar debajo del sillín y que mediante un acelerador que incorporamos en el manillar nos permite alcanzar hasta 25 km/h de una manera ecológica.

Y también para el ciclista

Las innovaciones también llegan al conductor de la bicicleta, la mayoría orientadas hacia la seguridad del mismo.

Podemos adquirir cascos inteligentes, como el Life Beam´s Smart que incorpora un sensor a la altura de nuestra frente que permite registrar nuestros parámetros de pulsaciones y esfuerzo, permitiendo avisar de situaciones comprometidas para la salud del ciclista.

Un invento muy interesante es el Hövding, denominado el airbag de los ciclistas o el casco para los que no les gusta el casco. Consiste en un collar que mediante un sensor detecta cuando se produce un impacto con la bici, y en ese momento infla una casco que envuelve cabeza y cuello protegiendo al ciclista de lesiones importantes. Se encuentra todavía en fase de mejora ya que solo permite un uso.

hovding

Hacia una bicicleta moderna

Todas estas innovaciones intentar convertir a la bicicleta en un vehículo más acorde con el momento que vivimos he intentar popularizar aun más su uso, ya que se trata de un buen medio de transporte para la ciudad que ahorra espacio en calzada y es ecológico.

ciclistas

 

Aumentar su uso despejaría nuestras ciudades de ruidos y contaminación haciéndolas más sostenibles.

About the author

Diego Sáez

Add comment