Google, nuevo logo, 17 años después

G

Cuando todavía se hacían tareas en bibliotecas públicas tuve mi primer contacto con un… ¿buscador? Sí, efectivamente, una “página web” que buscaba páginas dentro de la web. Toda una revelación para la época. Internet era un “coso raro” propio de frikis y amantes de los computadores, también de curiosos. Geocities, Terra o Tripod eran lo más cercano a blogs o comunidades como las que conocemos hoy y, bueno, era Hotmail (para otros AOL) y no Gmail nuestro principal cliente de correo. Muchas cosas han cambiado desde 1998.

Hoy, Google da un paso adelante, en el futuro que comenzó a imaginarse como Alphabet, un conglomerado de servicios basados en la Web que ofrecen soluciones de correo, edición de documentos, geolocalización, música, videos, navegación web y publicidad, entre otros. Hoy Google cambió su clásico logotipo como símbolo de los cambios que se vienen.

El Pasado y el Futuro

Google, a lo largo de su trayectoria, ha tenido diversos cambios en su logo paraguas multicolor, siempre conservando sus colores característicos. Ciertamente, se puede percibir la tendencia hacia lo simple, atributo que identifica a sus aplicaciones, y a su vez, su respuesta a la variación constante del mercado tecnológico, donde pequeños y grandes competidores hacen presencia en los sentidos de los consumidores.

Logo Original, Editado con GIMP
Logo Original, Editado con GIMP
Logo de 1997
Logo de 1997
Google1
Logo 1998-2010
Googlelogo20102013
Logo 2010-2013
Logo 2013-2015
Logo 2013-2015
Google-logo-2015-new-620x350
Nuevo Logo 2015

El logo se ha ido distanciando de los efectos casi skeumorfistas generados con Gimp en su versión original, mimetizándose con la impresión de las máquinas de escribir. Poco a poco, el logo fue desprendiéndose de capas de sombras y brillos, asumiendo colores planos, justo como sus aplicaciones, sencillas, directas, livianas, portables, hasta el día de hoy que, abandona las institucionales serifas por una tipografía más amigable con esta nueva generación de medios electrónicos. El impacto visual que ello ha generado no ha sido fácil de digerir.

De la mítica G a los Cuatro puntos: simplicidad.

Adiós al mítico logo que evoca las antiguas máquinas de escribir. Ahora, Google no está solamente en la pantalla del ordenador, sino en el bolsillo, listo para usarlo en la cola del bus, cuando buscamos direcciones web, cuando navegamos en Internet, cuando vemos vídeos, cuando usamos el teléfono para jugar o cuando queremos conversar con alguien. Es práctico y rápido. Conserva sus colores característicos, lo cual nos recuerda la gama de productos que ofrece. La marca se define a sí misma como algo “simple, ordenado, colorido y amistoso”, disponible no sólo a través de la pantalla del ordenador, sino mediante la voz, el tacto y, por supuesto, el teclado. El clásico favicon de la G de serifa azul pasará a ser una G con los colores propios de Google.

Queda por ver si con esta serie de cambios Google podrá adaptarse a las necesidades de sus consumidores, ofreciendo servicios basados en la web que sigan satisfaciendo a los usuarios, brindando calidad y sobre todo, seguridad y privacidad en la información que de estos manejan. Esperemos que esto sea parte de esa nueva Google que hoy renueva su imagen.

About the author

Alberto J. Belloso
Alberto J. Belloso

Soy Administrador Comercial y Especialista en Mercadeo para Empresas. Actualmente estudiando Marketing Digital y de Contenidos en Social Media.

Hago un poco de esto, un poco de aquello... También estudio diseño por mi cuenta, y así, todo aquello que despierte mi curiosidad.

Me gusta conocer sobre cómo la tecnología y la electrónica de consumo se hacen cotidianas en nuestras vidas.

De Caracas, Venezuela, la otrora "Sucursal del Cielo".

Add comment