Las nuevas patentes de Google

L

A todos nos ha pasado de discutir sobre algo y acabar visitando a Google para buscar la solución. Millones de apuestas acaban resolviéndose gracias a Google. Ahora entre las patentes de Google aparece una forma de ganar estas apuestas. Para ello, el 12 de Mayo patentó un trozo de código que se implementará en los programas de mensajería y que permitirá llamar a Google dentro de una conversación. De este modo, se le puede preguntar a Google que desempate una apuesta, que busque el tiempo que hará mañana o cuanto costará una nueva aspiradora. Cualquier cosa.

colorcorrected-41

De esta manera, al nombrar las palabras “Find EZ” y nuestra pregunta en un chat, Google se encargará de buscar la respuesta y la responderá como alguien más en la conversación. Lo mismo se aplica a las llamadas por VoIP, de esta manera tan solo nombrando la palabra “Superfinder” y nuestra demanda, Google la buscará y la responderá.

colorcorrected-42

Vivimos preguntándole a ‘San Google’, ¿por qué no meterlo en nuestras conversaciones?

Porque tal vez sea una reducción de nuestra privacidad considerable. Con el servicio Siri de Apple pulsamos un botón antes de empezar su uso. No lo percibimos como algo intrusivo, sino más bien lo recibimos como un servicio potente y de gran ayuda. Que un servicio de mensajería se encuentre continuamente analizando nuestras conversaciones tanto de voz como de texto para encontrar una palabra que active un efecto, parece demasiado.

Pero seamos realistas, a día de hoy, cada mensaje que enviamos se encuentra en unos servidores de una empresa que no conocemos y a la que damos permisos para analizar y utilizar. Así que tal vez Google solo esté haciendo patente y visible algo que ya se hace de una manera menos directa. Eso sí, entre otras de las patentes de Google se encuentra la de un oso de peluche capaz de reconocer al usuario y su voz; una cámara 24 horas que convive con nosotros y con la capacidad de manejar la reproducción multimedia de la casa.

Esta patente no implica nada, de hecho, no sabemos si esto llegará a buen puerto o tal vez Google tan solo está patentando para asegurarse que nadie se le adelanta si en un futuro los usuarios cambiamos. Por ahora, sigue siendo un movimiento demasiado intrusivo para que nos atrevamos con él.

About the author

Sergio Luján

Ingeniero industrial especializado en proyectos electrónicos. Geek por definición; así que suelo pasearme por Twitter, @jLodz.

Add comment