Spartan o de cómo Microsoft piensa ganar esta batalla

S

Microsoft Spartan

Año nuevo, vida nueva. O eso han pensado desde Microsoft los cuáles quieren cambiar su buque insignia definitivamente. No me refiero a la lentitud, ni a los ‘pantallazos azules’. Sino a su navegador.

Hace años, tu cuñado en la cena de nochebuena te decía: “Prueba Netscape, yo lo tengo y va muy rápido”. Años más tarde cambió y te dijo:“Prueba Firefox, dicen que los de Google les meten dinero”. Y recientemente la frase era: “Yo uso Chrome, lo tengo todo en la nube!”.

Y es así, tal vez los más neófitos en Windows sigan con Explorer, pero por regla general cualquier usuario avanzado de Windows utiliza dos veces Internet Explorer en su vida: Para descargarse otro navegador más potente y la primera vez que se le abre por error porque aún es el navegador predeterminado.

Los tiempos han cambiado y buscamos un producto fiable, que no se cuelgue cada dos por tres y que tenga una fluidez y robustez. Además, es fácil ver la poca versatilidad de Internet Explorer si atendemos a sus extensiones: son escasas. Sin embargo en otros navegadores es natural bloquear la publicidad, gestionar las descargas o traducir palabras al instante. Además, estas nuevas herramientas nos ofrecen tener sincronizados marcadores e historiales en diversos ordenadores, lo cuál nos encanta.

De todo esto nace Spartan. Microsoft se planta y decide crear un nuevo software capaz de estar a la altura de las necesidades de los usuarios y deja de lado esa posición cómoda en la que no importaba perder un poco de porcentaje del pastel porque claro, lo importante era el Sistema Operativo usado. Este paso parece que venga desencadenado de que el Sistema operativo ya no es el centro, sino que lo es el navegador.

De Spartan se esperan muchas cosas pero lo único que se sabe es que será más flexible y ligero que Internet Explorer. Además se le añadirán extensiones de terceras partes y con ello se intentará hacer una campaña de marketing para eliminar el legado de Internet Explorer de una manera elegante que mejore la imagen de marca. Otra novedad es el uso NO exclusivo en Windows. Spartan podrá utilizarse en otras plataformas como Android o iOS.

¿Podrá Microsoft detener la sangría a la que poco a poco le están sometiendo el resto de competidores? Tendremos que esperar a el 21 de Enero para ver que puede hacer este pequeño espartano.

About the author

Sergio Luján

Ingeniero industrial especializado en proyectos electrónicos. Geek por definición; así que suelo pasearme por Twitter, @jLodz.

Add comment