Tipos de Malware, qué son y cómo afectan

T

Un Malware, denominado así por el acrónimo en inglés de “Malicious Software” es un tipo de software que roba datos, bloquea sistemas, evita el acceso a los ordenadores o ejerce toda aquella acción que tenga como objetivo ocasionarle un daño a la víctima. En este artículo te enseñaremos cuáles son algunos de sus diferentes tipos y como pueden afectarte.

 

Tipos de malware

Adware

También conocido como software publicitario, este malware es el encargado de brindarte anuncios no deseados automáticamente con el objetivo de generarle una ganancia al autor del mismo. Normalmente este programa cumple solamente esta función, pero en ocasiones tambien viene acompañado de Spyware. Esta clase de software maligno es uno de los mas comúnes ya que suele instalarse con algunas versiones de software gratuito.

Spyware

Denominado software espía, este programa tiene como objetivo recopilar datos y movimientos del usuario sin que este se entere a través de diversas técnicas tales como la recopilación de pulsaciones de teclas o rastreadores de actividades. Una de las principales consecuencias que ocasiona este software es, además de la evidente invasión de privacidad, la caída de rendimiento y la pérdida de estabilidad en los ordenadores ya que este programa cada vez que se ejecuta utiliza constantemente el CPU y la memoria RAM.

 

Scareware 

Este tipo de software malicioso se encarga de persuadir a la víctima para que realice acciones convenientes para el creador del malware, esto lo hace a través de la falsificación de ventanas emergentes similares a las ventanas de diálogo del sistema operativo que indican que existe un riesgo y la única forma de prevenirlo es descargando un software pago o directamente un malware que normalmente es un Spyware o un Adware.

Bot

Proveniente de “Robot” este programa realiza acciones automáticamente, normalmente los bots son inofensivos pero en ocasiones se utilizan para almacenarse silenciosamente en el sistema de la víctima y esperar asi las órdenes del atacante.

Rootkit

Este conjunto de programas está diseñado para modificar el sistema operativo con el objetivo de crear una puerta trasera que pueda ser utilizada por los atacantes para acceder al sistema remotamente sin ser detectados. Las vulnerabilidades de software son aprovechadas por este malware para modificar archivos del sistema y asi generar esta entrada trasera.

Troyano

Este famoso malware ejecuta operaciones maliciosas bajo la apariencia de una operación deseada. Normalmente estos programas se encuentran en archivos no ejecutables como archivos de imagen o sonido.

Virus

Código malintencionado que se adjunta a archivos ejecutables. La mayoría de los virus requiere la activación del usuario y se configura para activarse en un momento determinado. Los virus pueden llegar a ser totalmente destructivos modificando o borrando datos. Gran parte de los virus se esparcen por unidades USB, discos ópticos o correo electrónico.

Gusanos

Estos códigos maliciosos se replican a través de la explotación independiente de las vulnerabilidades en las redes. A diferencia de los virus, estos no requieren de la ejecución del usuario. Una vez infectado el servidor, los gusanos se propagan velozmente por la red. Por ejemplo, el caso del gusano Código Rojo que pasó de infectar 658 servidores 300.000 en sólo 19 hs.

Ransomware

Este malware está creado para restringir o bloquear el acceso a ciertas partes o archivos de un sistema infectado con el objetivo de pedir un rescate por ello. Generalmente este tipo de programa trabaja encriptando los datos con una clave desconocida para el usuario, algunas versiones también aprovechan vulnerabilidades del sistema para bloquearlo.

Sobre el autor del artículo

Gonzalo Castillo
Gonzalo Castillo

Amante de la tecnología y aficionado a las series y películas. Interesado en el desarrollo web, el marketing y el comercio. Autodidacta que día a día busca obtener nuevas competencias.

Añade un comentario nuevo