Análisis Slime Rancher

A

Si te gustan los juegos como Harvest MoonStardew Valley o Animal Crossing, este juego te gustara. Y es porque al igual que los mencionados, este titulo trae cientos de horas de juego principalmente basadas en la progresión y recolección de recursos para ganar dinero y mejorar edificios o habilidades.

Slime Rancher nos propone encargarnos de nuestra propia granja de Slime. Estos son unas entidades gelatinosas las cuales nos proporcionarán Plorts, y estos podremos venderlos por Newbucks para mejorar nuestra granja y herramientas. Recoger los Plorts que sueltan los Slime cuando los alimentas sera la principal mecánica del juego ya que estos serán necesarios para ganar dinero en el juego y ademas pueden combinarse entre si para formar un Slime Largo, que es la combinación de dos tipos de Slime.

Lejana, Lejana Pradera

El mundo donde se sitúa el juego es la Lejana, Lejana Pradera. Este mundo esta localizado a mil años luz de la Tierra y tiene las condiciones naturales necesarias para  favorecer y dan hogar a diferentes especies de Slime.

Desde el inicio del juego tendremos la opción de cambiar los Plorts por Newbucks en el Mercado de Plort. A medida que el tiempo pase nos ofrecerán mejoras para el Vacpack a cambio de Newbucks.

El Rancho

Esta zona contiene varias parcelas en las que podremos construir huertos, corrales, maquinaria y celdas de contención para los Slime. Para capturar a los Slime tendremos que utilizar el Vacpack, una pistola-aspiradora al estilo Luigi’s Mansion. Esta admite una cantidad de Slime limitada, pero se podrá ampliar con mejoras a cambio de Newbucks.

Cada una de las construcciones dispone de varios tipos de mejoras. Estas harán más eficientes la crianza de Slime o la recolección de alimentos. Este sistema de mejora sin embargo, es muy limitado. Y al final lo mejor es aplicar las mismas mejoras a todos las parcelas. De esta forma se evita tener que decidir en cual parcela puede ir un tipo concreto de Slime. Ya que por ejemplo, una de las mejoras es tapar el sol del la parcela para Slime fotosensibles.

Economía con Slime

Para poder conseguir comida podremos tener producción propia en el rancho o recogerla por el mundo. Luego la usaremos para dársela a nuestros Slime para poder conseguir los preciados Plorts. Cada tipo de Slime produce distintos tipos de Plorts. De esta forma podremos vender en el mercado de Plorts los tipos que tengamos en nuestro poder, ya que el valor de estos fluctúa para que no te limites a recolectar un solo un tipo de Plort.

Alimentando a los Slime con Plorts distintos a los de su especie, evolucionarán para dar forma a nuevos tipos llamados Slime Largo. Estos dan los dos tipos de Plorts con los que se han formado cuando los alimentas. De esta forma tenemos la posibilidad de recolectar dos tipos de Plorts a la vez de una forma fácil y rápida. Lo único que hay que tener en cuenta es que si un Slime Largo come un Plort del que no esta formado, se formara El Alquitrrán. Y este tipo de Slime nos atacara a nosotros y al resto de Slime que tenga cerca convirtiéndolos en su misma especie como si un fuese un zombie.

Exploración e Historia

El reto final del juego acaba estando a medio camino entre la exploración y la crianza de Slime. Puede que quedarte criando a tus Slime en tu granja creas que es lo mas eficiente, pero para ganar más Newbucks necesitas encontrar nuevos tipos de Slime. Así podremos maximizar nuestros beneficios para seguir evolucionando las herramientas del personaje y nuestra granja al mismo tiempo.

Conclusiones

Nos encontramos con un juego que aun pareciendo que no lo necesitas, una vez lo juegas, no sabes como es que no lo habías jugado antes. Es un juego divertido, entretenido, y lo más importante, extenso. Sin duda ya sea por querer explorarlo todo o por querer hacerte con todos los tipos de Slime del juego vas a pasar muchas horas jugando a Slime Rancher.

Sobre el autor

Javier Kontos Porras
Javier Kontos Porras

Técnico superior en aplicaciones multiplataforma y aplicaciones web y técnico en sistemas microinformáticos y redes.

Amante de los videojuegos y las tecnologías.

Añadir comentario