¿Android funciona mejor que iOS o viceversa?

¿

Al pasar de los años nos vamos encontrando nuevos buques insignia de todas las marcas, de todos los tipos, colores y por qué no, hasta sabores. Cada  terminal vendrá preinstalado con uno de cuatro posibles sistemas operativos: Android, iOS, BBOS o Windows Phone. Las últimas dos opciones mencionadas llevan una carrera añeja por ser descendientes espirituales de sistemas que funcionaban desde hace más de 15 años.

Por su parte, BBOS viene evolucionando sobre su misma plataforma de hardware, por lo tanto es estable sin más; No tomando en cuenta su falta de aplicaciones, el sistema operativo hace sus funciones correctamente. Lo vimos funcionar montando 16MB de memoria RAM y 64MB de almacenamiento allá en el lejano 2007, a través de la Blackberry 8800 Series integrando BBOS 4.0. En la época actual, tenemos el modelo Passport que funciona con 2GB de RAM, un micro-chip Snapdragon 801 y BBOS 10.3.1.

Blackberry OS

En la oferta de los Redmond nos encontramos terminales muy antiguos, cómo el HTC S620 o el archiconocido Motorola Moto Q que montaban de fábrica Windows Mobile 6.1 y Windows Mobile 5 respectivamente; Sin embargo, Microsoft decidió finalizar ese sistema operativo actualizándolo con la llegada de Windows Phone finiquitando así la plataforma anterior con una última iteración de mantenimiento llamada Windows Mobile 6.5 en la que se actualizaban la mayoría de los dispositivos compatibles a la versión 6.1.

Motorola Q & HTC S620

Sin embargo, lo que nos atañe a este artículo son las dos primeras opciones mencionadas arriba. A principio de cuentas, iOS funciona únicamente en dispositivos de Apple, en ese entendido margina el rango de fabricantes y dispositivos sólo a Apple; ellos se confieren el derecho de actualizar, optimizar y generar compilaciones del SO en el momento que ellos decidan para los dispositivos que así lo requieran.Android VS iOS

Al mismo tiempo al ser una plataforma de desarrollo totalmente “cerrada”, no habrá terceros que puedan manipular el código fuente del sistema, además todos los errores que se pudieran presentar están controlados y si alguno ocurriera este se solucionaría con otra actualización de seguridad para iOS lanzada rápidamente; esto deja un control de seguridad en manos del fabricante directamente sin necesidad de esperar mucho tiempo por una actualización (claro, si contamos con un dispositivo compatible con esa versión a actualizar, de lo contrario deberíamos cambiar nuestro hardware y los dispositivos de la “Manzana” no son muy “accesibles” que digamos).

Android, por su parte, cuenta con una cuota de mercado mucho más amplia que la manejada por iOS; los dispositivos que usan el sistema operativo de Google superan en relación 3:1 a la compañía de Palo Alto; esto representa un gran reto tanto comercial como de manufactura ya que aunque un dispositivo tenga 512MB de memoria RAM, los chips que conforman esta cantidad de memoria no son de la misma calidad que la mostrada por las fábricas contratadas por Apple para el armado de sus dispositivos.

Relación 3:1 Cuando hablamos de terminales insignia nos topamos con materiales de mayor calidad y mejores prestaciones que los dispositivos básicos fabricados a un muy bajo coste, aquí Android funciona relativamente bien con 2GB de RAM, además de contar con procesadores iguales o superiores a la familia Snapdragon 800; sin embargo, no logra semejar la rapidez de la competencia de rendimiento ya que 1GB de RAM además de un procesador doble núcleo propio de la marca logra una mejor estabilidad y eficiencia al momento de ejecutar tareas pesadas.

Relativamente, muchas de estas aplicaciones no son utilizadas por los usuarios finales, además las pruebas de rendimiento o “benchmarks” no muestran por completo cómo se comportará el dispositivo en la vida real, simplemente es una prueba que se realiza en condiciones óptimas, esto es, con la menor cantidad de aplicaciones ejecutándose en segundo plano y con el procesador corriendo únicamente la prueba de rendimiento. Si bien cualquier iPhone puede barrer en estos aspectos a un terminal de gama alta con Android, este último tiene muchos más procesos corriendo en segundo plano y la capa de abstracción de hardware no es tan transparente a las aplicaciones como en el hardware de Apple.

En cuanto al comportamiento del sistema operativo, Android está basado en una máquina virtual de Java optimizada por Google para su uso exclusivo en el SO, hardware y en condiciones de equipo móvil. La máquina se encarga de abstraer la aplicación de todo el hardware disponible y ejecutarse independientemente de la versión del sistema, aunque esto depende del desarrollador además del nivel de API mínimo necesario para ejecutar dicha app, ya sea Dalvik o ART, requerirá mejor hardware base para correr con estabilidad, pero cualquier aplicación puede ejecutarse en cualquier dispositivo, tal vez en unos más lento que en otros y es posible traer de la tumba un móvil viejo mediante AOSP, lo que hace del sistema de Google un paraíso para los desarrolladores novatos. El costo concerniente a la membresía de publicación es de $25 USD, que se pagará una sola vez. Por esta cuota se nos permitirá colgar cualquier aplicación en Google Play de un tamaño máximo de 50MB.

Android VS iOS Saber laseriOS es una plataforma por naturaleza cerrada, podemos intuir que la capa de abstracción de hardware está a la mano del desarrollador para cuantos cambios deseé aplicar mientras sean relativos a los componentes del dispositivo en cuestión, pero de la misma manera cerrada a sólo las opciones que el SDK nos permita manipular y no más allá, además las aplicaciones tienen una vigencia mucho menor ya que algunas de ellas no funcionarán a menos que nuestro dispositivo ejecute la versión 4.3 del sistema operativo (otras más actuales piden la versión 5.0 dejando fuera las primeras generaciones de dispositivos, retirándolos a la obsolescencia programada). Así mismo, para colgar una app en la Apple Store, nos pedirán el pago de una membresía con costo de $99 USD anuales y el tamaño de las aplicaciones puede ser el que el desarrollador requiera sin ningún tipo de límites.

Al final lo que hace distintos a ambos entornos, son la manera en la que han sido programados. Existen muchas rutinas para agilizar la carga de aplicaciones en memoria, pero también existen los llamados Recicladores de Memoria o también conocidos como Recolectores de basura, esta rutinas se encargan de mantener la memoria RAM libre y optimizada para su uso continuo por el sistema operativo o aplicaciones instaladas. La manera en que los recolectores de basura son llamados cambia de manera drástica de iOS a Android, en primera por el lenguaje de programación en el que están basados; Objetive-C hereda todos los controles de bajo nivel que utiliza C, por lo tanto llamar al recolector de basura puede ser muy simple; además se puede ejecutar en cada método de ser necesario. Mientras que en Android al usar Java se utiliza el reciclador por defecto de la máquina virtual, aunque optimizada conlleva un uso mucho mayor de recursos del sistema operativo, perdiendo ciclos de reloj liberando memoria o inclusive hilos enteros usados en esta práctica, lo que nos lleva a utilizar uno o dos núcleos del CPU principal para limpiar la memoria RAM, en últimas fechas esto no es tanto problema ya que disponemos por lo menos de 4 procesadores principales para el sistema, pero mientras unos se dedican al 100% a la ejecución de determinada app, otros se dedicarán además a limpiar la memoria RAM para seguir ejecutando procesos segundo plano.

usos de memoria

No obstante, mientras más avance la tecnología más vamos cerrando esta competencia hacia un dispositivo de cualidades óptimas para ejecutar de manera perfecta el sistema para el que ha sido diseñado. Por lo tanto, la decisión final está en tus manos. ¿Qué opinas del sistema operativo que usas actualmente?.

About the author

Héctor Gamaliel

Nacido en los 80's pasé mi infancia cerca de ordenadores y tecnología, estuve en el boom de internet y no me arrepiento. Soy un serio aprendiz y voy en camino a la locura. Escribo regularmente en Rincón de la Tecnología y trabajo de soporte técnico en una gran empresa méxicana. Además soy #AMDFan!

Me encuentras en Twitter como @GothicGamma

6 comments

  • Como usuario de Andrid no he tenido problemas, es muy rapido y eficiente. Tengo una note 4 y no lo cambiaria por otro a menos que vea cambios muy profundos en todo, velocidad, almacenamiento, camara y algunas prestaciones diferentes…..?????

  • Yo desde que me pase a Iphone estoy mas contenta, ningun fallo de calentamiento, ni se me bloquea ni nada. Y he tenido dos samsung en mi vida no quiero mas y mis amistades tienen Samsung y tiene lo mismos problemas que yo tenia, ellas tienen el edge y otra el s4, y otra tiene un HTC M9 y lo mismo, Iphone le da mil vuelta a todos vale que es muy caro lo que tu quieras pero en Hardware y Software lo siento mucho pero aun no le ha superado nadie.

  • Conozco a mas de dos que teniendo iPhone, en un par de meses de uso ya lo han llevado a reparar bateria, que si no les sincroniza bien con los emails, que si el WiFi no les va… Y a varios de Android que les ha pasado lo mismo. Con esto quiero decir que mejor no generalizar. Yo tengo un Huawei Note 3 y estoy encantado (de momento) con él… Por un precio de 90 euros nunca he estado tan contento.

  • Y aún así Android trabaja mejor que iOS, que maravilla. :-) Es algo que jamás entenderé, posiblemente se trate de la exagerada simplicidad que llega a lo absurdo en las apps de Apple…