El doble check de Whatsapp fue muy polémico en sus orígenes. Aún a día de hoy sigue generando discusiones y actitudes absurdas e insanas. Cierto es que puedes desactivarlo, pero aún así el emisor del mensaje está al acecho de pedir cuentas de por qué no has contestado o por qué has tardado. En muy poco tiempo ha pasado a formar parte de nuestra cultura y manera de socializar; estando tan arraigado será difícil cambiarlo o erradicarlo. Hay que aceptar la realidad y aprender a moverse a su alrededor. Debemos respetar las decisiones que cada uno haya tomado al respecto de cómo hacer uso de estas herramientas; tanto unos, como otros. Tal y como siempre digo, la tecnología por sí sola no es mala ni peligrosa. Así como con otras cosas, todo depende de quién tenga acceso a ella y para qué la usa.

He querido empezar haciendo hincapié en este aspecto porque se nos está olvidando el respeto. Tendemos cada vez más a querer controlarlo todo, tener acceso inmediato y que nos lo den ya masticado. Todo ello juega en detrimento de la paciencia y la empatía. Todos tenemos derecho a la intimidad y a querer estar tranquilos y contestar cuando nos venga mejor. ¡Y eso se tiene que respetar! Dicho esto, pasemos a hablar sobre una herramienta interesante: ya podemos tener el doble check de confirmación en el correo electrónico.

 “Mailtrack”

Se trata de una extensión que puedes instalar para Chrome, Firefox y Opera. A día de hoy, sólo sirve con cuentas Gmail. En la bandeja de emails enviados, en el lateral izquierdo de los destinatarios , aparecerá un doble check de confirmación. Al pasar el cursor sobre él, nos mostrará la información pertinente: quién lo ha abierto, cuántas veces y hace cuánto tiempo. Dependiendo del caso, puede mostrar hasta de qué tipo de dispositivo ha sido abierto. Sus creadores son españoles (un “¡hurra!” por los productos “Made in Spain”). Es sencillo de utilizar y tiene un aspecto cuidado.

Ofrece dos tipos de suscripción: “Mailtrack basic” y “Mailtrack pro”. Con la básica puedes tener sólo una cuenta de correo asignada, o cinco en el caso de empresas. A tener en cuenta, te cambia la firma del correo a: “Enviado con Mailtrack”. La versión pro, como era de esperar, te ofrece más posibilidades y no modifica tu firma. Puedes tener hasta tres cuentas de correo, rastrear los enlaces y recibir notificaciones en tiempo real. eso sí, cuesta 4€/mes.

¿Te ha gustado el artículo?

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter semanal. No te molestaremos con correos electrónicos no deseados ni venderemos tus datos a nadie.



You have Successfully Subscribed!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *