El Libro. La forma de lectura que sobrevive a dispositivos digitales.

E

El Libro.

En uno de mis ratos que aprovecho para informarme y leer un poco, estaba mirando un documento con mi Smartphone. Cuando levanté la cabeza observé al resto de personas que se encontraban sentadas a mi alrededor. La mayoría hacíamos lo mismo. En aquel momento algo me llamó la atención. Una persona leía un libro ¡Un libro! A mi me asombra un poco porque soy usuario de un viejo Ebook, pero se venden y presentan muchos libros en formato papel aún. Un ejemplo es mi anterior artículo.

Para mi sorpresa, el orgulloso poseedor de libro (pues el resto se encontraban utilizando sus diferentes dispositivos digitales) pasaba alegremente las páginas ajeno al mundo digital que le rodeaba. Todo ello me llevó a plantearme una pregunta ¿Cuál es el dispositivo favorito de nuestros lectores? ¿El Smartphone? Lo llevamos a todas partes, tiene su lógica ¿Quizás la Tablet? Con su pantalla más grande y enfocada a la lectura ¿Y el Ebook? De tinta electrónica, cómodo…

Preguntemos a los lectores.

No nos queríamos quedar con la intriga y desde el equipo entendimos que lo más lógico era preguntarle a los lectores, así que publicamos un tweet. Hasta el momento de escribir el artículo, treinta y cuatro lectores nos manifestaron sus preferencias y las razones por las que leían en uno u otro dispositivo.

Un ganador indiscutible.

Nada menos que diecinueve de nuestros followers, se sentían sumamente identificados con los libros de papel. Si bien las razones de movilidad, precio, o comodidad convertía a muchos de ellos en lectores de otro tipo de dispositivos, ni por asomo éstos desbancaban al viejo y eterno amigo de papel. Algunos lectores, manifestaron incluso que era molesto o incómodo leer en dispositivos digitales, debido a que trabajaban con pantallas. Otros muchos (de forma curiosa) manifestaron que el olor y tacto de los libros era algo especial para ellos, llegando a convertirse incluso en un requisito sine qua non.

Mi viejo Bq Cervantes 2, aún me acompaña a todos los sitios.

¿Acaso no triunfan los libros en formato digital?

Nos llamó especialmente la atención el hecho de que a los lectores les enfadara que en los formatos digitales (a pesar de no contar con el libro físico en si), el ahorro al comprar una obra (epub, pdf, etc.) apenas llegaba a un euro. Ese motivo los hacía decantarse por el formato papel. Otros a pesar de lo expuesto, nombraban las ventajas de un dispositivo digital. La movilidad de Smartphones, Tablets y Ebooks, así como la posibilidad de llevar muchas obras en su interior, hacen de esta la principal razon de los lectores de lo electrónico.

La movilidad en nuestros días es una necesidad cada vez mayor y esto motiva el tener nuestros libros digitales en un sólo dispositivo en lugar de cargar pesadas obras de papel, se entendía también por otros comentarios.

El medio ambiente.

Nos pareció una razón poderosa la medioambiental, por lo que decidimos preguntarlo en el mismo hilo de la conversación. El lector @bitacora nos dijo que era un añadido pero no fundamental, debido a que el papel es biodegradable y las baterías de litio, no. Como íbamos a entrar en otro tipo de debate con varios puntos de vista y el fin no era ese, sino comprobar cuál era el dispositivo que usaba el lector y por qué, zanjamos el tema en ese último punto.

Nuestras conclusiones.

Fue muy interesante contar con el aporte directo del lector, porque se observó algo. Las personas están sin duda influenciadas por la penetración de las tecnologías de la información y las comunicaciones, pero el sentimiento de arraigo que provoca el libro de texto es increíble. Se convierte lo mencionado en algo incluso romántico, llegando los usuarios de libros físicos a sentirse bien y realmente orgullosos de su uso.

Todo lo anterior también tiene que entenderse beneficiado por el alto coste que tienen los libros, no siendo algo barato ni asequible en la mayoría de países (algo curioso puesto que son el motor de la educación) lo que hace que aunque un número enorme de usuarios que poseen dispositivos digitales, sigan decantándose por el gran amigo de papel. Quizás si en el futuro cambiase la tendencia y el mercado de libros digitales se abaratase, éstos podrían llegar a desbancar a los de papel (aunque hay quien los lea de formas muy extrañas y modernas).

Siendo todo por hoy. Como siempre queridos amigos, desearos un uso seguro de las tecnologías y que leáis estas líneas en el dispositivo que más os guste ;)

Sobre el autor del artículo

Raúl Delgado
Raúl Delgado

#Citizen 2.0
#Compartiendo mi pasión por las TIC ;)

Añade un comentario nuevo