La máquina más inútil del mundo

L

A lo largo de la historia se han inventado cosas con un uso reducido, con pocas posibilidades de interacción y sin finalidad alguna. Un ejemplo de esto es la ya famosa “máquina inútil” que ciertamente, no sirve para nada.

1

La máquina inútil

Una vez la conectamos, su única función consiste en apagarse. Cada vez que la encendemos, sus engranajes se ponen a funcionar para que mediante un mecanismo… se apague sola otra vez. Y ya está.

Lo interesante del asunto es que puede hacerse con electrónica y el resultado es casi sorprendente. Los creadores dejaron las instrucciones para que cualquiera pudiera paso tras paso fabricarse una, ya sea por diversión o por el mero hecho de aprender. Las hay complejas con diversos interruptores y mecanismos que detectan la proximidad del usuario para apagarse solo cuando no está siendo observada, más simples fabricadas con materiales sintéticos y madera para los más mañosos y las hay hasta de lego.

2
Hay empresas que las comercializan para los que no quieren hacer la labor de montaje a precios que van desde los 35 hasta los 200 euros para las más sotisficadas.

 Sin duda un invento cuanto menos curioso, que aunque poco uso tenga, servirá para echarse unas risas con tus amigos y pasar un buen rato montándola para todo aquel al que le apasione la electrónica.

Buscando por la red encuentras vídeos de todos los tipos relacionados con esta máquina. Desde los que utilizan el humor del uso de una máquina tan inútil para hacer una representación cómica, hasta los que muestran la indignación de sus compañeros al ver que es imposible dejar el interruptor en otra posición que no sea la inicial.

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis el funcionamiento de esta máquina:

About the author

Álvaro Serra Zornoza
Álvaro Serra Zornoza

Estudiante, amante de la tecnología y de todo lo relacionado con el ecosistema Android e iOS, autodidacta y curioso de profesión. Editor, jefe de redacción y gestión de redes sociales en Rincón de la tecnología.

1 comment