Siguiendo el hilo del anterior artículo, continuamos analizando la influencia de la tecnología en la sociedad. Esta vez exponiendo referencias novelísticas y cinéfilas; inicialmente consideradas ciencia ficción pero han demostrado ser un inquietante acierto premonitorio. Se trata de las novelas de Aldous Huxley y George Orwell; la primera publicada en los años 30 y siendo una visión utópica mientras que la segunda es una distopía publicada en los años 40. El vínculo común de ambas es una sociedad futura dominada por la ciencia, la tecnología y el consumismo.

‘Un mundo feliz’

En una sociedad repleta de ofertas y novedades a tutiplén donde la tecnología te ahoga con facilidades, innovación y entretenimiento ¿quién tiene tiempo de parar a pensar? Tantas series por ver. Tantas películas con efectos especiales. Un smartphone nuevo cada año. Tabletas, ‘Smart TV’, consolas y videojuegos a cascoporro, redes sociales, Netflix y televisión de pago. Viviendo en esta cornucopia de distracciones ¿quién tiene tiempo e interés en leer un libro? Y es que Huxley lo explica muy bien: sentándote a leer no gastas. En esta sociedad del consumismo ¿quién va a promocionar la lectura si apenas te incita a consumir? Y sobre todo porque a ningún gobierno le interesa tener una sociedad demasiado culta e intelectual.

‘1984’

El visionario Orwell plasmó de manera muy precisa a las grandes fuerzas económicas dominantes: EEUU, Rusia, China y Europa. Curiosamente, Reino Unido no está aliado con Europa, sino con EEUU. Y su augurio queda reforzado no sólo por el ‘Brexit’ sino también porque entre las primeras personas con las que se reunió Donald Trump tras ser elegido presidente fue con el mismísimo líder político que incentivó el ‘Brexit’…

Pero el aspecto tecnológico que presenta su novela hace referencia a ‘Gran Hermano’ y el ‘Ministerio de la Verdad’. Refleja una sociedad controlada y manipulada, donde el ‘Gran Hermano’ impone qué y cómo has de pensar forzando la ignorancia. Y respecto al Ministerio, se encarga de modificar los acontecimientos históricos y las noticias para adaptarlos a los intereses políticos. De manera similar a cómo las noticias de los canales oficiales están manipuladas o son parciales.

‘Modern Family’

El capítulo 16 de la 6ª temporada transcurre al completo a través de la pantalla de un ordenador. Al no tener el móvil, Claire usa un ordenador para comunicarse con el resto de la familia mientras espera en el aeropuerto

Parte de la premisa que “todos” tenemos un smartphone y conexión a Internet; y muestra la facilidad de realizar vídeo-llamadas y vídeo-conferencias. Mientras tanto, va navegando por Internet y realizando compras online con unos pocos clics. Una de las web que visita de vez en cuando se llama “PORN”, acrónimo de un sitio dedicado a armarios; Claire trabaja en ese mundillo. A través de este eufemismo están haciendo una clara alusión al frecuente y común acceso a la pornografía cuando se está conectado a Internet.

Otra curiosidad respecto a este episodio, es que la referencia numérica se expresa como ‘616’. Sexta temporada, decimosexto capítulo. Lo llamativo de este número es que en los primeros textos bíblicos griegos, éste es el número del diablo. Con la traducción y en la cultura actual ha sido transformado en el conocidísimo ‘666’. ¿Estarán insinuando un augurio apocalíptico del uso de la tecnología o es pura casualidad?

‘Black Mirror’

Es una serie que de momento lleva 3 temporadas donde cada capítulo muestra una sociedad futura diferente; gira en torno a la evolución del uso de la tecnología que hacemos a día de hoy. Se trata de una crítica que plasma cómo pueden llegar a ser nuestras vidas.

El primer capítulo de la tercera temporada es alucinante y a todos nos ha inquietado un poco. Trata sobre la influencia de las redes sociales en una sociedad donde todos los individuos se valoran entre ellos con un máximo de 5 estrellas por cada interacción que realizan. Tu media se calcula en tiempo real e indica tu estatus social. La influencia de éste queda reflejada en todos los ámbitos del día a día. Tener mayores beneficios a la hora de adquirir algo. Acceder a zonas más exclusivas. Incentivar que la gente quiera hacer amistad contigo, etc. Evidentemente, a menor puntuación, peor percepción se tiene de ti; llegándote a convertir en un paria de la sociedad y que nadie se quiera relacionar contigo.

Lo más escalofriante es que no estamos muy lejos de esa realidad… Actualmente, en los departamentos de recursos humanos, investigan las redes sociales de los candidatos a un puesto. También existe el índice de Klout: estándar que mide la influencia del usuario en la red y la sociedad.

La serie en general es una obra maestra que recomiendo encarecidamente porque da qué pensar.

Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *