Sigue la guerra por el Superordenador definitivo.

S
Estados Unidos también quiere tener el superordenador más potende del mundo.

Tras el anuncio de que China creó el “Sunway TaihuLight”, el superordenador más potente del mundo, Estados Unidos se metió de lleno en la pelea por tener un equipo que merezca ese título y ha anunciado “SUMMIT” al que describen como “El nuevo hito en computación extrema”.

Aunque aún es apenas un proyecto, desde ya es considerado el siguiente paso en computación de alto nivel para aplicaciones científicas, diseñado para ocuparse de tareas muy complejas con un nivel de fidelidad nunca antes visto, y además ofrecerá una relación desempeño/potencia muy superior a lo conocido actualmente (según afirman los encargados del proyecto).

Summit utilizará 3.400 nodos, en comparación con los 18.688 que emplea Titan, el actual equipo más potente de los Estados Unidos. Tendrá una arquitectura híbrida y cada nodo contará con múltiples CPUs IBM Power9 y GPUs NVIDIA Volta, todas conectadas a través del bus de alta velocidad NVLink. Cada nodo contará con más de medio Terabyte de memoria coherente accesible desde todas las CPUs y GPUs además de 800 GB de RAM no volátil que se pueden utilizar como cache o como memoria extendida.

Según James J. Hack, del Oak Ridge Leadership Computing Facility, “Summit, como Titan, abrirá una puerta a nuevas formas de simulación y exploración de sistemas complejos en el mundo natural. La comunidad científica verá una disminución en el tiempo de solución, así como la habilidad de incrementar la complejidad de sus modelos computacionales, mejorando la fidelidad de simulación en una amplia variedad de fenómenos importantes que están más allá del rango de las investigaciones experimentales convencionales”.

Se espera que Summit brindará un desempeño revolucionario gracias a la evolución de la arquitectura híbrida que usa actualmente Titan, haciendo más fácil la transición al nuevo sistema -que será cinco veces más potente- mediante el desarrollo y adaptación de aplicaciones que mejoran la portabilidad hacia arquitecturas aceleradas. Los usuarios de Titan estarán en mejor posición para tomar ventaja de las capacidades de Summit y de otros desarrollos en computación de alto desempeño.

About the author

Juan Fernández

Add comment