Es el inconveniente más común de los usuarios de Android: el espacio de almacenamiento. Muchos, a pesar de hacer uso de una tarjeta de memoria externa, siguen notando esa carencia. Principalmente, hasta la llegada de Android 6 ‘Marshmallow’, muy pocas ‘apps’ podían ser transferidas a la tarjeta de memoria. Por tanto, las ‘SD’ se están usando mayormente para guardar archivos y multimedia (fotos, vídeos, música).

tarjetas-sd

Hasta ahora…

Hemos de partir de la premisa que las ‘apps’, cada vez que se actualizan, tienden a ocupar más espacio. Lo cual es natural, porque las actualizaciones incorporan nuevas funciones o arreglos. Y por más que borres fotos, siempre llegará un día en el que el sistema indique que no queda espacio.

Las tarjeta ‘SD’ se diferencian por clases, siendo 10 la más alta. Lo hacen en base a su rendimiento, velocidad de escritura y lectura, siendo la primera más lenta que la otra. Aún con una clase 10, las actuales tarjetas de memoria no garantizan el correcto funcionamiento de la mayoría de ‘apps’. Es por ello que sean pocas las ‘apps’ que se puedan guardar en la ‘SD’.

Hablamos desde el punto de vista de Android porque es el principal beneficiado del nuevo cambio. A los dispositivos ‘iOS’ no se les puede poner una tarjeta de memoria. Y los terminales ‘Windows Mobile’, desde la versión 8.1, ya permitían instalar las ‘apps’ de manera automática en la ‘SD’.

sd-a1

Nuevas SD ‘A1’

Para mayor facilidad y comodidad de los consumidores, ha sido aprobado un nuevo estándar de tarjetas de memoria ‘SD’. Éstas llevan el identificativo ‘A1’ y básicamente ofrecen unas velocidades más rápidas que las actuales. De este modo garantizan un rendimiento más estable y el correcto funcionamiento de las ‘apps’. Ésto hará posible usar las tarjeta de memoria para almacenar todas las ‘apps’, además de los archivos y multimedia.

Android ya ofrece esta posibilidad desde la versión 6.0 en adelante. Simplemente has de formatear la tarjeta desde los ajustes del sistema e indicar dónde prefieres guardar (memoria interna o externa).

No se necesitan nuevos dispositivos específicos porque la mejora es la velocidad, la cual asegura el correcto funcionamiento de las ‘apps’. Pero se pueden usar en cualquier otro dispositivo, porque reemplazarán a las actuales. Con el fin de distinguirlas, en el embalaje y en las propias tarjetas, tendrán las siglas ‘A1’.

 

Aún así, antes de adquirir un nuevo terminal, sería buena idea fijarse en la memoria interna. Según el fabricante, el sistema operativo ocupa un porcentaje de la memoria interna diferente. Aquí dejo un enlace con una comparativa entre ‘iOS’ y Android donde se trata este tema.

¿Te ha gustado el artículo?

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter semanal. No te molestaremos con correos electrónicos no deseados ni venderemos tus datos a nadie.



You have Successfully Subscribed!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *