Analizando Pokémon: Let’s Go, Pikachu/Eevee

A

Con Pokémon: Let’s Go, Pikachu y Pokémon: Let’s Go, Eevee volvemos a la región de Kanto una vez más reinventando la fórmula que tantos años ha estado mejorando The Pokémon Company. Este título proviene principalmente de Pokémon Amarillo, eso sí con notables cambios en su argumento y claro está en sus mecánicas de juego las cuales son traídas de Pokémon GO.

La innovación llama a la puerta

Acostumbrados a los Pokémon clásicos nos choca que en este título se elimine la forma original de captura de Pokémon y esta sea sustituida por la mecánica principal que usa Pokémon Go.

Aun así, no podríamos estar más contentos con este cambio. Puede que en algunas ocasiones se nos acabe haciendo algo repetitivo, pero la sensación de capturar Pokémon como si fuésemos unos verdaderos entrenadores Pokémon nos encanta.

Regresamos a Pueblo Paleta

Al igual que hace 20 años, comenzamos el juego con nuestro profesor Pokémon favorito, el profesor Oak. Este será el que nos ayude a iniciar nuestra aventura en el laboratorio de Pueblo Paleta. También es el creador de la Pokédex, la cual tendremos que completar para así ayudar a las investigaciones del profesor.

En esta ocasión no tendremos que elegir nuestro primer Pokémon entre Charmander, Squirtle y Bulbasaur, si no que directamente elegiremos a Pikachu o a Eevee dependiendo del título que nos hayamos comprado respectivamente.

Hacernos con todos no es lo único que tendremos que llevar acabo en este juego. Al igual que en títulos anteriores y más concretamente a Pokémon Amarillo ya que de este provienen, tendremos que hacernos con las medallas de los gimnasios Pokémon que hay repartidos por las ciudades de Kanto.

Dejando de lado las capturas de Pokémon y los combates con entrenadores y gimnasios. Disponemos de un modo tipo “patio de juegos” en el que tendremos a nuestro Pikachu o Eevee delante y podremos alimentarlo y acariciarte como si fuese un peluche.

¿Un Pokémon con cooperativo?

Pues sí, para nuestra suerte o desgracia tenemos la posibilidad de jugar de forma cooperativa al título en cualquier momento. Si agitamos un Joy-con que esté conectado a la consola automáticamente aparecerá un segundo jugador a tu lado para poder jugar a dúos de una forma tan buena que parece que siempre haya estado ahí.

Cuando queramos capturar un Pokémon, bastara con que los dos jugadores lancen a la vez una Poké Ball. Tendremos la posibilidad de realizar “combos” y así capturarlo más fácilmente y ganar más puntos con la captura.

En los combates seguimos con la misma mecánica pero con dos jugadores, cada uno usara a un Pokémon para enfrentarse conjuntamente al adversario y así ganarlo fácilmente.

Lo malo que esto tiene es que el juego no se balancea automáticamente, con lo que conseguiremos el doble de puntos, será el doble de fácil capturar Pokémon y será el doble de sencillo terminar con tus adversarios. Así que a no ser que vayáis a jugar con alguien realmente, desaconsejamos el hacer uso de este modo en solitario ya que le quita la dificultad que tiene el título aun no siendo mucha.

Una Poké Ball para hacernos con todos

Anteriormente os hablamos sobre la Poké Ball Plus, un accesorio único con el que podremos disfrutar del juego de la forma más realista posible. Gracias a su giroscopio tendremos la posibilidad de “lanzar” la Poké Ball como fuese el mundo real, y obtendremos una respuesta de vibración y sonido cuando capturemos a un Pokémon.

Además de poder realizar las capturas de una forma más realista, también podemos llevarnos al Pokémon que queramos dentro de la Poké Ball Plus. Los pasos que hagamos con la Poké Ball fuera del juego añadirán puntos para el Pokémon que hay dentro una vez lo devolvamos al juego. Si mantenemos pulsado el stick de la Poké Ball accederemos al interior de la misma y podremos interactuar con el Pokémon que haya dentro moviendo la Poké Ball suavemente de un lado a otro.

Una de las ventajas extra que trae este producto consigo es el Pokémon Singular Mew, el cual solo se puede obtener de esta forma dentro del juego. Ni de forma natural dentro del juego, ni traspasándolo de Pokémon GO al mismo, esta ser la única forma de conseguirlo dentro del título para poder completar la Pokédex.

Conexión con Pokémon GO

Cuando hayamos avanzado lo suficiente, más concretamente en la Ciudad Fucsia, encontraremos el Go Park. Dentro de este edificio podremos transferir los Pokémon de nuestra cuenta de Pokémon GO a nuestro Pokémon: Let’s Go, Pikachu o Pokémon: Let’s Go, Eevee.

Para conectar el juego con nuestro Smartphone deberemos ir a las opciones del menú y seleccionar conexión con Pokémon GO. Desde el Smartphone, una vez dentro del Pokémon GO, tendremos que ir a la configuración del mismo y seleccionar “Nintendo Switch”, y luego con el Bluetooth activado seleccionaremos “Conectarse a Nintendo Switch“.

Una vez conectada la cuenta del Pokémon GO con el juego, tendremos que hablar con el dependiente que hay al fondo a la izquierda y seleccionar “Traer Pokémon“. Luego desde nuestro dispositivo móvil pulsaremos el icono de Nintendo Switch desde la mochila de Pokémon y seleccionaremos aquellos que queramos transferir, luego le daremos a transferir y listo, ya tendremos a nuestros Pokémon dentro del Go Park.

Sobre el autor del artículo

Javier Kontos Porras
Javier Kontos Porras

Técnico superior en aplicaciones multiplataforma y aplicaciones web y técnico en sistemas microinformáticos y redes.

Amante de los videojuegos y las tecnologías.

Añade un comentario nuevo