¡Auxilio! ¡La tecnología me está dejando sin vida!

¡

Vivimos rodeados de aquellos dispositivos que más nos gustan. Empleamos gran cantidad de nuestro tiempo creando y consumiendo contenidos en la web a diario, y de pronto cuando alzamos la vista ya todos se fueron de la oficina o todas las luces de la casa están apagadas. En ese momento nos damos cuenta que estamos solos luego de quien sabe cuantas horas pegado al ordenador o la tablet. Esta situación no debe ser lo normal en nuestra vida diaria.

La tecnología no debe suponer aislamiento, distanciarnos de nuestros seres más apreciados o deteriorar nuestra salud. Es por ello que hoy queremos darte una serie de consejos para que te reencuentres con el mundo real y tus seres queridos:

Oficina-blanca-01

  • Si estás en la oficina:
    – Cuida tu salud.

    • Procura que la pantalla de tu ordenador esté al menos a 70 centímetros de distancia de tus ojos. Calibra los colores, brillos y contrastes de tu pantalla. Adáptala a tus necesidades. Revisa la forma en que te sientas. Nuestros compañeros de Rincón del Músculo te dan unos consejos muy interesantes.
    • Siempre que sea posible, usa filtros y/o luz natural que contraste la iluminación de la pantalla.
    • ¡Recuerda parpadear! Es indispensable que estés pendiente de tus propias sensaciones corporales. Si sientes resequedad, dolor o malestar en la vista debes alejarte del ordenador por unos instantes, humedecerte la cara y los ojos, hacer algunos ejercicios de gimnasia visual y usar colirios o lágrimas artificiales.
    • Levántate diez minutos por cada hora que estés sentado frente al ordenador. Haz ejercicios de estiramiento de espalda, hombros, brazos, muñecas y manos. Puedes hacer algunas respiraciones profundas mientras te estiras.
    • Trata de establecer períodos específicos en los cuales “tengas derecho” a revisar tus dispositivos móviles; evita los ladrones de tiempo.
    • ¡Hidrátate! El cuerpo humano pierde agua con facilitad. Procura tomar líquidos que ayuden a regular tus funciones orgánicas.
    • ¡Deja el trabajo en el trabajo! Sé que es difícil y a veces hasta imposible, pero es necesario separar nuestros espacios. Siempre nos debemos a alguien que también quiere compartir con nosotros.
  • Comparte con tus compañeros de labores. Son tu segunda familia, pues con ellos pasas no menos de 8 horas diarias. Eso generará cohesión y sentido de pertenencia grupal. Es bueno tener un grupo de chat en el móvil, pero mejor aún es salir compartir un rato ameno.
    • Comparte un chiste o una situación graciosa.
    • Pasea por el puesto de los demás compañeros -siempre que pueda y no los interrumpas-, puedes ofrecerles alguna botana o bebida, o simplemente hazles un gesto de cortesía.
    • Comparte información sobre cualquier noticia o evento que esté sucediendo o sea de interés.

10-Premios-cocinero-revelacion34

 

  • Si estás en casa:
    • Intenta dejar en un mismo sitio tus dispositivos. Evita llevarlos contigo a todo lugar.
    • Establece horarios. La necesidad de mantenerse informado está presente con nosotros todo el tiempo, pero debemos hacer pausas para incorporarnos al “mundo real”, el físico. Puedes jugar con tiempos determinados para consultar Rincón de la tecnología, tus redes sociales, tus grupos de chat y otros, pero procura que ese tiempo sea el mínimo. Recuerda: estás en casa, con gente que también quiere compartir contigo.
    • Desconéctate. Sí, así mismo, como cuando desenchufamos un aparato. Prueba la experiencia de no tomar el móvil o tablet durante el fin de semana, o trata de usarlos el mínimo posible. Sé que puede parecer demente, pero al final del domingo estaremos más que complacidos con nosotros mismos y los tuyos te lo agradecerán.
    • Haz algo de ejercicio. Salir a caminar con tu mascota, o jugar con los amigos. No necesariamente implica machacarte en el gym hasta quedar sin aliento; estirar las piernas, practicar algún deporte, montar bici o hacer jogging un rato son buenas opciones.
    • Busca opciones de entretenimiento off-line. El Scrabble, El Turista (o Monopoly), Pictionary, son opciones divertidas, que favorecen la cohesión social y no requieren electricidad. ¡Para los más osados Twister es una opción! Puedes invitar a tus amigos a casa y compartir una comida o bebida. ¡Es genial!

no tenemos wifi

  • Cuando sales por ahí: 
    • Deja el teléfono en el bolsillo o la cartera. Si estás con alguien, es para verle en vivo, no por el chat. Puedes probar activando el “no molestar” o modo avión, inclusive. Así no tendrás distracciones más allá de las vibraciones fantasmas que te comentamos.
    • No pongas el teléfono sobre la mesa. Esto es imperativo. Es descortés, y puede dar la idea a la otra persona que tu teléfono es prioritario. Esto no es así siempre, pero suele suceder.

La tecnología es maravillosa, pero mejor aún es poder vivirla a plenitud y compartirla con los nuestros.
¿Tienes consejos? ¡Compártelos con nosotros!

About the author

Alberto J. Belloso
Alberto J. Belloso

Soy Administrador Comercial y Especialista en Mercadeo para Empresas. Actualmente estudiando Marketing Digital y de Contenidos en Social Media.

Hago un poco de esto, un poco de aquello... También estudio diseño por mi cuenta, y así, todo aquello que despierte mi curiosidad.

Me gusta conocer sobre cómo la tecnología y la electrónica de consumo se hacen cotidianas en nuestras vidas.

De Caracas, Venezuela, la otrora "Sucursal del Cielo".

Add comment