Deep Web, como nunca te la habían contado

D

A principios de los años 90’s, el boom de Internet hizo crecer de forma exacerbada la información vertida ahí sin ningún tipo de control o restricción; mientas más crecía, más nos dábamos cuenta de que había contenidos sumamente sensibles y altamente peligrosos en manos equivocadas, además se crearon los primeros estándares para compartir datos, por lo tanto se hicieron webs anónimas para compartir archivos, imágenes audio y videos. Así nadie se hacía cargo por todo lo que se publicaba; sin embargo nuestro internet funciona a través de protocolos de conexión, tales protocolos son rastreables mediante nuestro proveedor de servicios de internet y es posible realizar una conexión directa de un ordenador a otro sin problemas siguiendo los estándares, los protocolos que ya les hemos mencionado.

Al evolucionar la red exponencialmente, por ende, se unieron múltiples servicios solo disponibles en línea, tales servicios son algunos como el correo electrónico, canales de difusión, salas de chat e intercambios de usuario a usuario. Muchos de estos servicios sociales primitivos sirvieron de gran cambio en las comunicaciones e interacciones entre personas de diferentes países. Antes de que la globalización estuviera lista, los diferentes niveles de evolución social se hacen evidentes y usuarios del primer mundo acostumbrados a leyes muy restrictivas utilizaban estos servicios, aún en un área gris en materia legislativa, para compartir material que no era precisamente legal si estuviese impreso o fuera distribuido de diferente manera.

explicando-a-deep-web

Sin embargo hay que dejar algo bien en claro, la Deep Web no existe como tal, es un concepto utilizado por diferentes personas según su uso y/o experiencia. Tampoco es un lugar siniestro y macabro donde todo lo que encuentras allí es maldad, salvajismo y cosas satánicas, como todo en la web, hay de todo, y depende para lo que la utilices es como te llevas con ella. Tampoco existen como dicen sitios para contratar sicarios, hackers, etc., existe gente que trata de hacer dinero con la gente ignorante a todo este concepto. Lo que sí existe es gente “anormal”, llámese pedófilos, con problemas mentales, extorsionistas de los que sí es necesario cuidarse porque ponen trampas en todo el camino para llevarte a ellos. La Deep Web no es para internautas comunes, si eres curioso ten cuidado con lo que ves o abres, hay links que pueden causarte problemas serios, así que solo hay que tener cuidado con lo que se maneja.

Lo que podemos encontrar seguramente al adentrarnos en el mundo de la internet profunda son documentos, libros y sitios que defienden o que tratan de defender posiciones sociales radicales como el anarquismo extremo o el fascismo absolutista sin las típicas distinciones políticas actuales, el más grande lema de cualquier sitio de la web profunda es “Escapa de la Matrix”.  Dicho modelo reza que el mundo en el que actualmente vivimos es una construcción ficticia de las multinacionales que desean una población consumista y sin mente, atadas a sus sistemas de reglas y evitándoles muchas tareas a las cuales, como especie, estamos desarrollados a realizar; rezan que deberíamos tener propiedad de nuestra tierra sin necesidad de comprarla, o que deberíamos tener acceso a agua y electricidad libres de costes excesivos, el uso de menores combustibles fósiles y múltiples diseños de máquinas “de movimiento perpetuo”, recién bautizado como Motores que no utilizan combustibles para funcionar.

Aunque suene a fantasía o a ideas retrógradas, todas estas percepciones de la realidad son expresadas sin la censura existente de la superficie, que es examinado por algoritmos de indexación y buscadores; respecto a ellas, a la menor provocación o idea no congruente, con el modelo actual de la vida humana, son eliminadas y exiliadas para siempre de la web. Es por este motivo que debemos tomar muy en cuenta lo que la red profunda puede representar para nuestros criterios actuales.
No obstante la programación de nuevos protocolos de conexión permite a los usuarios que los desarrollan y usan poder establecer una comunicación única a través de diferentes pares que utilizan estos servicios, asímismo encriptar y cambiar de origen los paquetes que se envían mediante estos para que parezcan lo que no son.

Entonces, ¿qué es la Deep Web?

Como anteriormente mencionamos, es tan solo un concepto donde existe todo tipo de “gente” que busca el beneficio propio o de su comodidad. Son un conjunto de redes anónimas utilizadas por políticos, hackers, militares, pedófilos, civiles de países con firewall restrictivo en sus ISP (proveedores de internet) como lo son Corea del Norte, Venezuela, China, Cuba, etc., perseguidos políticos, y toda clase de delincuentes que han sido expulsados de sus países por sus ideales, y que no se accede mediante un navegador común y corriente. El más utilizado y orientado a novatos en el tema es Tor, que simplemente lo que hace es ocultar la información de tu ubicación, tu IP y dirección física del equipo para navegar de forma “segura” (todo depende del SO que utilices y de la seguridad en tu equipo); para usuarios más avanzados existen otros navegadores y protocolos como i2p (que es un protocolo similar a P2P) y la más antigua eficiente, la Freenet, orientada a usuarios avanzados y desarrollada por una comunidad de programadores que siempre la están actualizando, tanto así que siempre se encuentra en fase beta.

tor_browser_logo__no_trans_background__by_j_bob-d5gjsad

La Deep Web además puede ser el comprendido de todo aquello a lo que no tenemos derecho legítimo de acceder, como bases de datos empresariales alojadas en servicios de la nube, diarios de trabajo de empresas o de investigaciones científicas que están protegidos que de la forma anterior están alojados en servidores públicos o privados pero que son accesibles por medio de los protocolos estándar de comunicación entre ordenadores, o bien están encriptados por el tipo de contenido sensible que pueden manejar.

Otra teoría que se maneja es que tanto la CIA como el FBI son quienes controlan la Deep Web, y eso es otra mentira, la Deep Web es demasiada grande como para ser controlada y mas por estos organismos; lo que sí es verdad es que han atrapado a más de uno haciendo de las suyas en ese sitio.

Contrario a lo que se dice por allí, en la Deep Web no existen los famosos “niveles”, es todo una cosa sola, dividida si se quiere en las distintas formas de entrar a cada sitio. Está claro que si deseas formar parte de una comunidad de hackers o pensadores, sabrás como hacerlo porque no es nada sencillo, tienen sus métodos para que no cualquiera entre sino al que realmente le interesa, son muy herméticos con sus grupos, tanto así que no encontrarás su link en listados como los llamados Hidden Wiki.

Otro punto a destacar es que en este entorno, las compras se hacen mediante bitcoins y existe gente que hará todo lo posible para sacarte tu dinero. El bitcoin es, a groso modo, dinero electrónico imposible de falsificar o duplicar ya que cuenta con un nivel de encriptación altamente complejo y en cual en entregas anteriores hemos explicado a fondo.

28B

Conclusión

Para concluir, podemos decir que entrar en la Deep Web es un tanto peligroso si eres un internauta novato, tienes que saber lo que haces, visitas o curioseas. Debes asesorarte con alguien que realmente sepa para poder entrar. No es un sitio ilegal, pero te reiteramos, tienes que tener cuidado por donde andas.

Sobre el autor del artículo

Guillermo Alegre
Guillermo Alegre

Estudiante, amante de la informática y de la tecnología, fiel seguidor de Linux y Windows Phone y por sobre todas las cosas muy curioso.

1 comment