Google Stadia, el futuro es el streaming

G

Ayer pudimos presenciar como Google presentaba Google Stadia, su incursión en el mundo de los videojuegos. Desde hace meses se rumorea sobre la existencia de este proyecto, y ahora podemos concluir que, parece que los rumores eran ciertos. En un principio, se barajaba el mismo concepto bajo el nombre de “Project Stream” pero finalmente ha visto la luz bajo el nombre de Google Stadia.

Con esta plataforma Google pretende hacerse un hueco en el mundo de los videojuegos, presentando así batalla a otros gigantes como Microsoft, Sony o Nintendo. Pero, ¿cómo pretende Google alzarse triunfador en esta batalla? Bien, Google pretende cambiar la forma en que jugamos, su intención es revolucionar el mercado cambiando la concepción que tenemos de videojuego. Google basa su apuesta en el juego por streaming. Y aunque los de Montain View no son los primeros en llegar a la fiesta del juego por streaming, es la apuesta más seria que tenemos sobre la mesa hasta la fecha. Desde El Rincón de la Tecnología ya hemos realizado un análisis de las principales plataformas disponibles, aquí os lo dejamos.

¿En qué consiste realmente Google Stadia?

El proyecto de Google consiste en una plataforma que nos servirá contenido bajo demanda y al momento. Según el gigante norteamericano serán capaces de proporcionar contenido con calidad 4k a 60 fps siempre que contemos con una conexión de mínimo 30mbs.

Con este modelo de negocio Google promete que podremos acceder a cualquier videojuego de su catálogo en cualquier momento, siempre y cuando dispongamos de un dispositivo compatible y conexión a internet. ¿Cuales son estos dispositivos? Prácticamente cualquier ordenador, da igual que sea portátil o no, que se tenga Windows, Linux o MacOS. Además, a según se acerque la fecha de lanzamiento oficial, que se espera que sea en este 2019, se liberará una lista con móviles y tablets compatibles también.

¿Cómo puede ser posible que puedas jugar a máxima calidad sin tener un ordenador caro y con lucecitas? Bueno, esta es una de las principales ventajas del modelo de juegos por streaming. Actualmente, con el modelo típico, se carga un juego en el dispositivo, ya sea usando un CD o accediendo a los datos almacenados en el disco duro, y es el propio dispositivo (PS4, Xbox, PC…) el que tiene que hacer todo el procesamiento de los datos del juego.

En cambio en el modelo de juegos por streaming, el procesador se hace en los servidores, en este caso en los de Google, liberando a los clientes de la mayor carga de trabajo. De esta forma, nuestro dispositivo, sólo sería responsable de recoger los datos de entrada, como las pulsaciones de botones, y enviarlos.

Google Stadia pondrá a nuestra disposición un catálogo de juegos que podremos comprar y jugar sin necesidad de descargar nada ni de instalar ningún tipo de actualización o parche. Según ellos mismos dijeron en su presentación “Podrás estar viendo un tráiler de un nuevo videojuego, y en tan solo unos segundos, estar jugando en tu propio dispositivo”. Además, ya conocemos algunos de los títulos que llegarán a esta plataforma:

  • NBA 2K
  • DOOM Eternal
  • PixelJunk
  • The Tomorrow Children
  • Rise of the Tomb Rider
  • Assassin’s Creed Odyssey

Como decíamos en las líneas anteriores, el procesamiento de los datos del juego se realiza en los servidores del gigante tecnológico, lo que brinda nuevas posibilidades, que básicamente se matizan en:

  • Crowd Play: Permitirá a publicar partidas y hacer cola para jugar, enfocado a streamers y fans que quieran participar.
  • State Share: Brindará la posibilidad de compartir instantes concretos de una partida y que se pueda unir cualquiera a nuestra partida concreta.
  • Style Transfer: Permitirá cambiar el estilo artístico del juego ad hoc gracias a técnicas de aprendizaje automático.

Las dudas

Es innegable que el modelo de streaming tiene sus ventajas, tal y como hemos visto en el apartado anterior, pero conviene no dejar de lado ciertos aspectos que afectarán a esta tecnología.

En primer lugar, su punto fuerte  es también su desventaja. Y vamos a explicar esto, lo mejor de un servicio en streaming es la plena disponibilidad de un gran catálogo de videojuegos sin tiempos de esperas, sin necesidad de una consola de última generación, tan fácil como acceder a un vídeo de Youtube. Pero, ¿será nuestra conexión suficientemente estable como para experimentar una experiencia de juego fluida? Ya no nos referimos solo a lo que respecta a la calidad de imagen o tasa de refresco, si no al retraso que puede haber desde que se pulsa el botón de “saltar” hasta que esta orden es procesada y se muestran los cambios.

En esta línea también podemos plantearnos de qué pasa si no se tiene internet en casa, o si se quiere jugar sin conexión. Es un escenario, que a día de hoy, sigue siendo común pero imposible para plataformas como Google Stadia. Empresas de servicios de streaming multimedia como Netflix o Spotify permiten la descarga temporal de cierto contenido, pero en el caso de Google Stadia, no se sabe nada al respecto.

Por otro lado, tenemos el tema del catálogo. Con el paso del tiempo se ha demostrado que para que una consola triunfe (o fracase estrepitosamente) lo importante es el catálogo. No importa que puedas jugar en 4k a 60fps si no hay títulos que enganchen al usuario. Un ejemplo claro de esto es la Nintendo Switch, que siendo una consola de características técnicas “modestas” ha conseguido ser una de las más destacadas. En el polo opuesto, tenemos la PS Vita, que fue la sucesora del sistema de juego portátil de Sony. Esta consola, a pesar de ofrecer buenas innovaciones para la época, rápido quedo para el olvido, siendo ya un producto más que descontinuado, y se achaca gran parte de la culpa de este fracaso a su catálogo de juegos.

Como daño colateral, podemos asumir que el mercado de juegos de segunda mano llegará a su fin, si finalmente se instaura un modelo basado en streaming, ya que en ningún momento tendremos nada físico del juego. Todo será digital.

Para finalizar con este apartado de dudas y con el artículo, dejamos un punto para los más preocupados por su privacidad. Todo, absolutamente todo, lo que pasa en el juego se procesa en los servidores de Google, por tanto, tendrá acceso a todo nuestro comportamiento mientras jugamos. A día de hoy, es difícil vivir al margen de dicha compañía, pero sabemos que hay gente que se preocupa mucho por su privacidad y que no considerará este servicio, solo por salvaguardar parte de sus datos de las garras del gigante tecnológico.

About the author

Iván Rodríguez

Add comment