Neutralidad en la red y señales del futuro.

N

En esta nueva entrada analizaremos la neutralidad de Internet. A grosso modo podemos definir el concepto anterior como el derecho que tiene cualquier servicio, página o proveedor por grande o pequeño que sea de ofrecer un contenido con igualdad de condiciones y con las mismas oportunidades de acceso, sin entrar en tecnicismos, porque hay matices. Así funciona en la Unión Europea a día de hoy, por el contrario en Estados Unidos como hemos podido ver en medios de comunicación y periódicos de todo el mundo ya no ocurre…

El caso Americano.

A finales del año pasado, conocíamos la pérdida de neutralidad en la red en EEUU. Durante el año 2015 la administración Obama había asegurado que en ese país se disfrutaría de Internet de manera totalmente libre, sin estar penalizado por compañías ni corporaciones. Con la llegada de Donald Trump y una nueva legislación, este escenario cambió. Desde el Rincón de la Tecnología, hemos querido analizar este caso y posibles similitudes en España en un futuro.

Un encarecimiento de los servicios.

Con la entrada de 2018 podemos comprobar, como la mayoría de compañías de telefonía, han subido sus tarifas, muchas de ellas asociadas a paquetes de televisión con algunos extras como deportes, series o películas. La subida ha tenido lugar con una “mejora de los servicios” en algunos casos apreciables, en otros no tanto. Desde este equipo hemos podido comprobar como la red española es mejorable en comparación con países como Alemania, Reino Unido o Francia. Con lo anterior mencionado, la penetración de fibra óptica aún no es real en muchos hogares, contando los mismos con redes de cobre que en algunos casos no superan los 10 MB reales de descarga.

Teniendo el precedente americano y sin entrar a valorar uno por uno a ninguno de los grandes de operadores en nuestro país ¿Sería utópico pensar en una progresiva pérdida de la neutralidad en Europa? Cuanto menos los antecedentes apuntan a un encarecimiento del acceso a Internet para las familias.

Siendo la red puerta de entrada al futuro y fuente próxima de empleo en este siglo, podría ser un lastre para miles de personas esta “posible” pérdida de neutralidad progresiva con un encarecimiento que se viene produciendo cada mes de enero. Muchas voces críticas del mundo del hacking y del entorno informático, se han expresado en Twitter o en grupos de Telegram, abogando por una regulación de la legislación para un acceso universal a la “red de redes”.

El software libre como protesta y alternativa.

Desde el entorno de programadores y entusiastas del “Open Source” se viene recomendando desde hace tiempo, el uso de programas libres y de código abierto como forma de ganar privacidad potenciando además un uso sostenible de las TIC. Esta tesis de la comunidad arriba mentado, creen en la posibilidad de que las compañías y grandes multinacionales puedan concentrar mucho poder e información personal de sus millones de usuarios. Desde este portal no vamos a citar ningún servicio por considerar que se sale de la temática del artículo, pero tenemos bastantes ejemplos de plataformas y programas de código abierto con tan buenos resultados como las soluciones comerciales.

Una comunidad que se mantiene por la colaboración.

Sin duda alguna, el software libre se mantiene por mujeres y hombres entusiastas de las tecnologías accesibles para todo el mundo, siendo la falta de recursos económicos un problema. Teniendo los gigantes de Internet en nómina a grandes expertos y especialistas, no es raro ver como servicios muy buenos que eran totalmente gratis y de código abierto, están desapareciendo ahogados por la competencia.

Con un futuro incierto en materia de neutralidad para el “quinto dominio” desde esta casa hemos querido realizar desde un punto de vista objetivo, una valoración sobre un tema que ha despertado y despertará ríos de tinta.

Como siempre desearos un feliz y seguro uso de las Tecnologías ;)

Sobre el autor del artículo

Raúl Delgado
Raúl Delgado

#Citizen 2.0
#Compartiendo mi pasión por las TIC ;)

Añade un comentario nuevo