Snowden ha marcado un antes y un después en la historia política, tecnológica y conspiratoria. Por ejemplo, hemos descubierto que Yahoo facilitó información a las agencias gubernamentales en E.E.U.U. del contenido de los ‘emails’ de sus usuarios. Por estas causas, y muchas otras, hay una creciente preocupación por la privacidad y la protección de nuestros datos. Las ‘apps’ se actualizan ofreciendo encriptación en sus servicios, anonimato o múltiples opciones de confguración para todos los gustos. También es una oportunidad para la creación de nuevas empresas y servicios que nos aseguran total protección. En cuanto al correo electrónico, hay una empresa joven que está causando furor: ‘ProtonMail’.

‘ProtonMail’

Se trata de un proveedor de correo electrónico afincado en Suiza, creado por científicos e ingenieros del ‘CERN’. Garantizan máxima seguridad a través de muchas capas y técnicas de encriptación. A nivel legal, la empresa al estar afincada en Suiza, responden ante la ley de ahí, que ya sabemos lo estricta que es con la privacidad. Desde luego es un plus muy interesante a su favor. Volviendo al apartado técnico, ofrecen encriptación ‘End-to-End’; en tanto que ni siquiera ellos pueden descodificar el contenido de los correos. Tanto los ‘emails’ envados como recibidos están encriptados. Tampoco guardan información personal, ni la solicitan para crear una cuenta, así como tampoco la ‘IP’, por ejemplo. A tener en cuenta que si olvidaras la contraseña, no habría manera de recuperarla, ergo no podrías acceder al correo.

En el apartado funcinal y estético, es muy elegante, moderno y sencillo de usar. Nada más crear la cuenta te envían unos correos de bienvenida con recomendaciones generales para proteger tu privacidad. Ofrece dos tipos de cuentas, gratuita o de pago (4€/mes) según las necesidades de cada uno; y tiene creada ‘app’ para Android e iOS, o te puedes conectar a través de la página ‘web’. Durante la conexión ‘web’ hay otra capa de protección ‘SSL’ asegurando nadie te pueda interceptar los ‘emails’. Su código es ‘Open Source’ lo cual garantiza no haya puertas traseras y/o vulnerabilidades. Incluso da la posibilidad de destruir los ‘emails’ pasado un plazo de tiempo, tanto enviados como recibidos.

Como se puede ver, sobre el papel tiene una pinta genial. Ahora queda ver si realmente es el Santo Grial de la protección y la privacidad. Sólo el tiempo lo dirá…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *