FBI intenta hackear otro iPhone

F

En lugar de lograr obtener la ayuda técnica de Apple, el FBI planea realizar trabajos de la mano con el muy reconocido “Laboratorio Regional de Informática Forense” ubicado en San Diego, esta vez para obtener información de un iPhone 5c con sistema operativo iOS 9.3 el cual se encuentra involucrado en una investigación de asesinato por una pareja.

La oficina aplico para obtener una orden de registro en el distrito sur de california el jueves, en su intento de desbloquear el iPhone 5c el cual le pertenece a Taylor Langston quien está siendo acusada del acto delictivo junto con su novio los cuales señalan no están involucrados en el acto del cual se les está ampuntand: están acusados por apuñalar a un hombre de 52 años de edad hasta que perdió la vida en mano de los presuntos autores.

Pareja culpada

 

Hace algunas horas ha salido a la luz una solicitud que en un principio estaba siendo cuestionada en la cual establece que el FBI había recibido previamente órdenes para extraer información de ubicación exacta del dispositivo móvil el cual era un iPhone 5c azul usando tecnología potente la cual lleva por nombre “Cellebrite”. Propiedad de una empresa israelí que trabajo anteriormente junto con el FBI para llevar a cabo muchas investigaciones para ayudar a entrar en los iPhones que eran sospechosos en algunos casos criminales.

Hemos subido Documentos FBI en donde solicitan poder extraer la información, puedes leerlo y darte cuenta de la magnitud de problema que están enfrentando la pareja que repetidas veces ha mencionado no tiene nada que ver con el presunto asesinato del cual se les esta culpando.

Investigadores especiales junto con el FBI revelaron que han estado comunicándose con el mencionado anteriormente “Laboratorio Regional de Informática Forense” de San Diego, el cual tiene herramientas mucho más potentes que la ya conocida “Cellebrite”, las cuales pueden especialmente recolectar información tanto de la ubicación como la información de aplicaciones que se encuentran en el dispositivo de Langston.

La diferencia del atentado ocurrido en San Bernardino donde el FBI demando a Apple para forzarla a crear un “backdoor o outdoor” en su sistema iOS con la intención de desbloquear otro iPhone 5c y facilitar los datos de los usuarios a quien pueda manipularla, en esta ocasión el FBI mencionó no involucrar la empresa estadounidense (Apple), ya que sin su ayuda se dedicará a “hackear” este dispositivo para resolver el caso.

Es preocupante o alarmante el poder saber hasta dónde es capaz el FBI para obtener datos de un iPhone, pero a la vez nos calma un poco ya que, en cierta manera, vemos que no es una tarea muy fácil de conseguir por lo cual nos da a entender que Apple se preocupa por mantener nuestros datos seguros y que los desarrolladores lo están tomando como una prioridad más que necesaria para hacer respetar la privacidad.

About the author

Oscarluiis
Oscarluiis

Add comment