El veto a Huawei y la información oficial facilitada

E

La semana en curso nos ha dejado con uno de los mayores escándalos de la última década en materia tecnológica. Como sabemos, el presidente de Estados Unidos Donald Trump (no es la primera vez que pasa algo semejante. Ya pudimos leer en este blog sobre la neutralidad en la red), ha vetado a la tecnológica china Huawei. Esta prohibición impide que compañías norteamericanas tales como Google (no olvidemos que tenemos las novedades de Android Q a la vuelta de la esquina) hagan negocios con el gigante asiático. La cuota de mercado con dispositivos como la línea P30 de Huawei ha logrado congregar alrededor del 20% de Smartphones en Europa (un 30% en España) . Esta decisión podría causar grandes pérdidas en Iberoamérica y países de la Unión, además de afectar a partners y allegados de la marca china.

Huawei entra en la lista negra.

Tras ordenar el gobierno Norteamericano a sus compañías cesar en sus relaciones con la marca asiática, hemos visto un sin fin de informaciones. Primeramente se comunicó que Google abandonaba sus relaciones con Huawei, provocando que se escuchara que aplicaciones como Gmail, Maps o Youtube no serían accesibles. Inmediatamente se empezó a hablar de alternativas a los servicios de Google y de un S.O propio de la marca china.

También problemas con los componentes electrónicos.

Es sabido que los de Shenzhen no son solamente una marca de móviles. El despliegue que está llevando a cabo Huawei en redes 5G, depende de componentes servidos por otras compañías de Estados Unidos.

La marca china es una de las multinacionales más potentes en tecnologías móviles.

Algunas de ellas en un primer momento han seguido la senda de Alphabet (matriz de Google). Caso especialmente delicado el de la empresa ARM, pues ésta es un pilar fundamental en la fabricación de chips para el gigante asiático.

Demasiadas informaciones no contrastadas.

Muchas de estas informaciones, aparentemente podrían haber llegado por fuentes no contrastadas. Lo anterior ha generado al final mucho contenido de noticias, que si bien algunas pueden estar en lo cierto, otras es muy pronto para valorarlas.

La versión oficial.

Debido a todo lo que hemos comentado anteriormente, nos dirigimos directamente a las fuentes oficiales. Desde Rincón de la Tecnología queríamos saber la postura de la compañía y lo que iba a pasar.

Un papel importante en el despliegue del 5G, convierten la situación en especialmente delicada para países de Europa y América del Sur.

 

Éstas son las líneas que sostiene Huawei y que hizo saber a este blog:

Huawei ha contribuido considerablemente al desarrollo y crecimiento de Android alrededor del mundo. Como partner clave de Android, hemos trabajado conjuntamente con la plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios.

  • Huawei seguirá proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los smartphones, tabletas y dispositivos Huawei y Honor, tanto a los que ya se hayan vendido como a los que siguen estando en stock en todo el mundo.
  • Seguiremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible, para ofrecer la mejor experiencia a todos los usuarios del mundo.

Como podemos ver, al menos la versión oficial es que parecen seguir trabajando con normalidad. En el caso de los poseedores de Smartphones Huawei y Honor, podrán seguir (al menos de momento) funcionando como siempre.

La compañía se moviliza en las RRSS.

Con el hasthag #YoEstoyConHUAWEI la compañía se ha movilizado en redes sociales. El vídeo del canal de Huawei en España que tenéis más abajo, explica en poco más de treinta segundos que su soporte sigue funcionando. Además dicen que incluyen todas las aplicaciones de terceros.

 

Aún están sobre la mesa negociaciones entre China y Estados Unidos.

Mientras sigue planeando un futuro que aún es incierto, es demasiado pronto para enterrar al gigante asiático. No queda nada zanjado totalmente. Es muy probable que todos los servicios y componentes que utiliza la marca china, sigan teniendo en un plazo de tres o cuatro meses (si no llega una solución antes) las mismas prestaciones de las que disfrutaban. Teniendo una buena gama de productos y componentes en muchos sectores de la electrónica, con un uso correcto (al menos en opinión de este humilde escritor) hay que ser cautos y esperar a ver la solución aportada por todas las partes antes de sacar más conclusiones.

Esperando haber arrojado un poco de luz entre tanta información, un día más lectores, disfrutar de un uso provechoso y seguro de las tecnologías ;)  ¡Hasta el próximo artículo!

 

About the author

Raúl Delgado
Raúl Delgado

Un ciudadano 2.0 que comparte su pasión por las TIC. Lo que pretendo transmitir:
Que disfrutéis de un uso saludable y seguro de las tecnologías ;)

Add comment